fbpx

Estas son las claves de la nueva ley del teletrabajo

Tres meses intensos de negociación entre Gobierno, patronal y sindicatos para sacar adelante la nueva Ley del Trabajo a Distancia. La pandemia y el proceso de digitalización acelerado que se ha vivido en nuestro país en los últimos seis meses, ha convertido el teletrabajo en una realidad cotidiana para tres millones de españoles. Desde el pasado mes de marzo, es una fórmula a la que se han acogido de manera masiva empresas y trabajadores. Ahora cuenta con una nueva regulación urgente. ¿Qué implica para las empresas? ¿Cuáles son los puntos principales a tener en cuenta?

Según un estudio de CaixaBank Research, el teletrabajo podría aumentar la productividad española entre un 1,4% y un 6,2%. Estamos ante un nuevo paradigma en las relaciones entre empleados y empresas que cambiará roles importantes en el área de recursos humanos, las relaciones laborales y la misma definición de trabajo.

 

¿Cuáles son los puntos clave de la nueva ley del teletrabajo?

El trabajo a distancia ya estaba contemplado de manera general, aunque no desarrollado, en el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 13. La nueva ley del teletrabajo, que entrará en vigor el próximo 13 de octubre, viene a regular derechos y deberes de empresas y empleados en esta modalidad de trabajo con un gran margen a la negociación colectiva. Voluntariedad, reversibilidad, pago de gastos y jornadas son algunos de los puntos más destacados, pero hay más:

  • Ámbito de aplicación  Este ha sido uno de los puntos de mayor discusión, ¿ A qué trabajadores protege la nueva normativa? El real decreto establece que el trabajo a distancia es el que se presta en el domicilio de la persona trabajadora – o en un lugar elegido por ella – durante toda su jornada o parte de ella, con “carácter regular“. Esta regularidad queda establecida en un mínimo del 30% de la jornada en un periodo de tres meses.
  • Voluntario y reversible La norma establece que el trabajo a distancia – parcial o total de la jornada laboral- ha de ser voluntario y reversible para el trabajador y la empresa. El trabajador, además, puede negarse a trabajar a distancia sin que ello sea causa justificada de despido.
  • Acuerdo por escrito El trabajo a distancia requerirá, de un acuerdo por escrito entre empresa y trabajador, que puede ser parte del contrato inicial o realizarse en un momento posterior, pero antes de que se inicie el trabajo a distancia. La empresa dispone de un plazo no superior a 10 días para entregar una copia del contrato a los representantes de los trabajadores.

claves nueva ley teletrabajo

  • Pago de gastos El real decreto establece que la empresa debe dotar a sus trabajadores a distancia de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de su actividad. Todos estos medios deberán figurar en un inventario incluido en el acuerdo de trabajo a distancia y será la empresa quien sufrague estos gastos. En cuanto a cómo ponderar y/o determinar los gastos derivados de electricidad o internet, por ejemplo, se acordarán  por convenios colectivos.
  • Control de la jornada El trabajador a distancia tendrá derecho a un horario flexible y dentro de la jornada acordada deberán reflejarse los tiempos de disponibilidad obligatoria. El horario de trabajo debe quedar fielmente establecido en el acuerdo por escrito con el momento de inicio y finalización de la jornada.

Otros aspectos como desconexión digital y derechos a la intimidad quedan también recogidos en esta nueva ley, especificando que la empresa debe preservar el derecho a la desconexión digital que tiene el trabajador y que no puede obligar a instalar métodos de seguimiento o control en herramientas de trabajo que sean propiedad del trabajador.

Mejora de productividad y otros beneficios

Antes de la crisis del COVID-19 la modalidad del teletrabajo era una opción poco implantada en nuestro país. En 2019, tan sólo un 4,9% de los ocupados en España recurrían a la opción de trabajar desde casa, según CaixaBank Research. La ley fija por primera vez unas reglas para los trabajadores y organizaciones que opten por esta organización del trabajo.

Muchos expertos opinan que el teletrabajo, apoyado en la tecnología, mejora la productividad de las empresas. Para los autores del informe “Teletrabajo y productividad: un binomio complejo” esta mejora de la productividad podría oscilar entre un 1,4% y un 6,2%. ¿Razones?

  1. El teletrabajo genera un ambiente que favorece la concentración
  2. Se reduce el número de paradas por turno trabajado
  3. Ahorros en las empresas en términos de coste de espacio
  4. Mayor implicación de los trabajadores
  5. Mayor flexibilidad para el empleado

Aunque también está la otra cara de la moneda, los efectos no deseados, como la disponibilidad total del empleado o la extensión de los horarios.

Con esta nueva Ley del Trabajo a Distancia, las empresas podrán definir el modo de organizar su actividad y contarán con un marco regulado para ello. De aquí a un tiempo, cuando los efectos de la pandemia no estén tan presentes en el trabajo a distancia, podremos valorar todos los efectos que trae consigo. De momento, tenemos una norma que lo ampara específicamente.

En nuestros programas MBA Internacional, On Campus, Executive y Online, en los módulos de Marketing y Estrategia los alumnos analizan casos reales y debaten estrategias para el posicionamiento de la empresa. Diseñan y analizan estrategias y políticas empresariales en contextos competitivos, especialmente en aquellos que están inmersos en la nueva economía.

¿Necesitas mas información?

Queremos resolver todas tus dudas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Compartir en Redes sociales

Suscríbete a nuestro blog

Menú