fbpx

Startups: la clave es la innovación, no la competencia

¿Qué es lo que define a una startup? ¿Su potencial de crecimiento? ¿Ser completamente novedoso en el mercado? En realidad, ambas cosas. Son modelos de negocios innovadores cuyo principal objetivo es crecer rápidamente. Pero es la innovación el rasgo diferenciador que las define y las diferencia de otras formaciones empresariales, haciendo a algunos de ellas completamente disruptivas.

La innovación y el emprendimiento van impresos en el ADN de las startups. En el módulo Laboratorio de Innovación y Emprendimiento (LABIE) del Máster Internacional Executive enseñamos a profesionales y directivos a desarrollar un modelo de negocio capaz de expresar la oportunidad de lanzamiento de un proyecto basado en innovación. Oportunidades con un formato típico de startups.

¿Qué es una startup?

Llamamos startup a una nueva aventura empresarial orientada al crecimiento, para diferenciarla de la compañía que se crea con un objetivo más limitado y local y cuyo destino es convertirse en una PYME, por supuesto viable y lo más rentable posible.

Todos los días se crean centenares o miles de empresas – y autónomos – para montar una peluquería o un bar, un despacho de asesoramiento fiscal o un taller mecánico… Estas PYMES son fundamentales y constituyen el entramado que le da consistencia al tejido productivo de un país y empleo al mayor número de personas. Pero no son startups, y no deben confundirse.

Una startup tendrá necesariamente que pasar en su ciclo de vida por una fase inicial en la que será pequeña, y por tanto en la que podrá ser catalogada como PYME. Pero su destino manifiesto es dejar de ser PYME lo antes posible, y si no lo consigue será un fracaso. 

startup e innovación
Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay

 

Pymes y competencia

En el mundo de la PYME, la clave es la competencia. Normalmente, una PYME se crea para comercializar un producto o servicio que ya existe y que alguien demanda y para el que existe oferta en el mercado. Es decir, competencia. Por ello, el factor singular más importante a tener en mente es la competencia y, más concretamente, cómo encontrar un posicionamiento lo más protegido posible frente al juego inclemente de las fuerzas de la competencia.

La solución: buscar un nicho donde la competencia sea tolerable. Lo típico es encontrar una zona geográfica poco atendida y tomar la posición con el objetivo de convertirse en lo más cercano a un monopolista local. Si vamos a poner un bar que no sea en un barrio ya saturado de bares con los que la competencia sería feroz, sino en un nuevo barrio todavía no suficientemente dotado en el que seamos de los primeros. Lo que hay que hacer es captar la clientela y hacerla fiel y en la medida en que tengamos éxito en esta tarea alcanzaremos el tamaño “natural” de nuestro negocio. Es decir, hay que fijarse en la competencia y buscar formas de eludirla. 

Startups e innovación 

Pero para las startups la cosa cambia. Si lo que buscamos es crecer, y mucho, tenemos que vender algo en un área geográfica grande, idealmente en todo el planeta. Al menos conceptualmente, no podemos ponernos limitaciones geográficas. 

Si los fundadores de Airbnb hubieran pensado que su mercado era la ciudad de San Francisco donde vivían, y no el mundo, como afortunadamente para ellos y para sus clientes globales, hicieron, hoy no sabríamos de ellos. Habrían sido una PYME local, quizás exitosa, pero no la startup que hoy conocemos 

Sólo podremos vender globalmente si lanzamos al mercado un producto o servicio que ya existe y para el que tenemos la certeza de que mucha gente en muchos sitios lo demandará o si, por el contrario, nuestro producto o servicio es algo nuevo que los clientes todavía no saben que necesitan pero lo van a descubrir muy pronto y en muchos lugaresY en ambos casos la clave es la innovación. 

Innovación como factor diferenciador startups
Imagen de Michal Jarmoluk en Pixabay

 

En el primer caso, la demanda cierta ya estará cubierta por infinidad de proveedores locales muy pegados a su terreno y, quizás, por alguna poderosa empresa de alcance multinacional abasteciendo a múltiples mercados domésticos. Es decir, una competencia temible y, por tanto, una tarea que se antoja imposible y para la que harían falta formidables recursos, fuera de nuestro alcance.

Excepto que demos una patada al tablero y propongamos un modelo de negocio tan distinto de los existentes que realmente nos coloque en “otra liga”. Es decir, innovar en el modelo de negocio, haciéndolo disruptivo, para dejar de obsesionarnos con la competencia establecida.  

 En el segundo, las startups tienen que ofrecer algo nuevo, que pueda llegar a ser demandado por clientes de muchos lugares, y que pueda servirse con costes competitivos a esa escala superior. Y decimos que pueda llegar a ser demandado porque hoy no lo es – no se conoce – o lo es por segmentos muy minoritarios y marginales del mercado que están fuera de foco.

Aquí la competencia juega un papel muy secundario frente a la innovación. Perdemos algunas certezas, como la de saber que los clientes son ya demandantes de nuestro producto y compradores asiduos del mismo, pero nos evitamos competir con las empresas que ya sirven ese producto o servicio. Y rompemos las barreras geográficas lo que nos permite escalar y crecer. La innovación nos permite cambiar el tablero de juego, pasando a uno en el que la competencia no es la clave. 

Innovación como rasgo diferenciador

En definitiva, es la innovación el rasgo diferenciador de una startup y no tiene porqué darse sólo en el producto o servicio ofrecido; puede venir también de una nueva forma de comercializar o distribuir, o de relacionarse los agentes que intervienen en la transacción o, en general, de hacer las cosas. 

Es decir, la innovación puede también provenir de hacer lo de toda la vida, pero de forma radicalmente distinta y mejor. Lo que es cada vez más frecuente y tiene a muchos sectores y compañías que nos parecen fortalezas inexpugnables, como la banca, con el alma en vilo.

Nuestros programa MBAi On Campus pone el foco en la innovación y el emprendimiento como palancas del éxito empresarial y profesional.

¿Necesitas mas información?

Queremos resolver todas tus dudas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Compartir en Redes sociales

Suscríbete a nuestro blog

Menú